Está en nuestras manos

Publicado: agosto 1, 2012 en Uncategorized

Cada vez es más evidente que vivimos un momento trascendente en nuestras vidas y en la historia de la humanidad, pero no somos conscientes de hasta qué punto. Los acontecimientos no son circunstancias motivadas por la condición humana, ni por la consecuencia de nuestros errores, es mucho más que todo eso.

Todo lo que está pasando y pasará está orquestado con un fin ya diseñado y que obedece a un propósito. Para poder entender qué es lo que realmente está pasando no vale cualquier opinión, ni tan siquiera la mía, pero mucho menos la pura manipulación de los medios que como ya conté en artículos anteriores está al servicio de los verdaderos beneficiarios de los acontecimientos.

Por lo tanto, para poder entender lo que pasa y pasará, como medida de prevención o de lucha contra un futuro nefasto es preciso entender por uno mismo y sin dejarse condicionar por el entorno, cuál es el principio y el fin de todas las cosas. Para ello hay que borrar todo lo aprendido hasta ahora, purificarse de la influencia de todo lo que nos condiciona cada día y hacer funcionar nuestra arma más poderosa y eficaz, que es nuestra propia conciencia.

Si tienes una ideología política, olvídala, sólo sirve para controlarte y manipularte, si tienes una creencia científica, haz lo mismo, si tienes un nacionalismo, olvídalo también, sirve para desunirte y separarte. Tira a la basura todos los dogmas, que han sido introducidos en tu mente como un mecanismo de control, para que no pienses por ti mismo, y empieza a preguntarte por qué ocurren las cosas y en qué clase de mundo vivimos, si estamos limitados como creemos o por el contrario somos seres con mayores capacidades.

Tú sabes ya de sobra que esta crisis está siendo conducida por una élite de poder que persigue enriquecerse, ya sabes que las guerras son provocadas por los mismos, que muchas enfermedades son creadas por ellos, sabes esto y mucho más, lo sé porque cada día me sorprendo de cuánto estamos despertando tanta y tanta gente. No obstante, no todo es lo que parece y aquí está mi punto de vista de la situación, después de mucho investigar, de tratar de unir cabos, de ponerte en la mente de un perverso oligarca financiero y de encontrarle un sentido sencillo y a su vez lógico a este caos.

Desde luego hay millones de asuntos perversos que desconocemos, muchos de ellos atentan día a día contra nosotros, y están introducidos en nuestros hábitos de consumo y nuestro estatus quo diario. Todos estos elementos sirven para adormecer nuestra conciencia y potencial, mediante los medios, alimentos, aire, agua, residuos industriales, medicamentos, entretenimiento…. Y no, no es una conspiración, es una realidad. Si tú fueras uno de ellos y quisieras vivir como un Dios y perpetrar tu hegemonía, crearías medios para manipular y engañar con el fin de que tus fines se cumplieran. Bueno, tu tal vez no, porque tu corazón es bueno, pero el de estos avariciosos no.

Mi teoría:

Partiendo del momento actual y recogiendo del pasado aspectos como los atentados de 2001, 2004 y 2005, sus consecuencias, la democracia bipartidista financiada por el gran capital servil a este, y las consecuencias finales de las dos grandes guerras, tales como la creación de la ONU, la OTAN, posteriormente la Comunidad Europea, el Euro y la globalización. Todo esto sirve para poner en funcionamiento un desastre financiero total que provoque una situación de retroceso, caos, rebeldía, inconformidad con el sistema establecido. En resumen, lo que está sucediendo ahora, todo esto es lo que la élite desea que pase. Provocar a la masa hasta que ésta reviente y busque un cambio de sistema.

Mi opinión es que la ancestral élite de poder mundial quiere un cambio de sistema desde hace mucho, pero si cambian el sistema en medio de la reciente era del bienestar, sus planes no habrían funcionado. Por lo tanto, la jugada es una vez más poner en practica el método “problema – reacción – solución”, ya empleado en multitud de ocasiones con jugosos resultados. Por lo tanto para que nosotros queramos un cambio de sistema, primero han de hacer lo posible para que el sistema, ante nuestros ojos, sea el mayor de los problemas, y por tanto nosotros mismos luchemos por cambiarlo. Para ello, su plan es el siguiente:

Problema: Crisis económica mundial, sobre todo en los países occidentales que es donde existen realmente la sociedad del bienestar y los mayores derechos de los ciudadanos, corrupción política, desigualdades sociales, robos descarados por parte de los bancos, políticos, y todo el sistema actual. Malestar de la sociedad, y en consecuencia, desconfianza en la democracia, en las autonomías, en las administraciones locales, en las leyes, en todo. Para ello sólo tienen que provocarnos.

Provocación: “Político miente, engaña y roba en nuestra cara y por si fuera poco nos sube los impuestos, quita pagas, facilita el despido, con el fin de pagar la deuda financiera que han generado corporaciones privadas las cuales nos han engañado y robado también” Si esto no es una provocación en toda regla, ¿qué lo es?

A ésto sumamos que con nuestro descontento salimos a la calle con ganas de cambiar el sistema, la constitución o lo que sea, con ganas de cortar cabezas, con ansias de luchar. Para ello habrá infiltrados e incluso grupos terroristas bien pagados que incluso la liarán o incitarán más, para que se genere tal caos que ya pidamos como sea la reacción. Este método les funciona muy bien.

Reacción: Hartos y quemados, surgen nuevos líderes civiles y políticos partidarios de nuestras ideas pero colocados por la misma élite para luchar contra el sistema. En ellos reflejamos todas nuestras esperanzas de cambio y prosperidad. Después de un caos que puede llevar por delante muertes, catástrofes, terrorismo o incluso una guerra, vendrá el cambio y la paz. Cansados y agotados nos entregamos al nuevo sistema sin concesiones.

Solución: El nuevo sistema ya diseñado antes de la crisis y pedido de rodillas por todos nosotros se implanta en toda la sociedad como una aparente solución definitiva que evite errores anteriores y una a todos los países en uno solo, las monedas en una sola, que todo se unifique para evitar que vuelva a suceder otra vez algo tan terrible como lo librado hasta ahora. Aprendiendo de nuestros errores estaremos ya inmersos en una sociedad orwelliana controlada por un poder unitario totalmente fascista y controlador del que ya no podremos salir. No podremos salir por todos aquellos implantes que se están haciendo en la sociedad, de los que son todavía muchos inconscientes. Finalmente los poderosos tendrán el control de toda la masa humana por primera vez en la historia. Nosotros mismos habremos luchado para ser condenados. Una jugada maestra.

Pero evidentemente, ésto es un proceso que no tiene por qué salirles necesariamente bien. Lo digo porque la razón para que estemos viviendo esta recesión provocada es porque es evidente que un cambio ha de suceder para bien o para mal, ya que en estos momentos de la historia de la humanidad, el nivel de conciencia e intelectual es muy elevado gracias al arma globalizadora, a la interacción entre las personas y al propio nivel cultural, sumado al elevado nivel de población que con el modelo económico actual se adivina inviable en un futuro. Por ello, la supremacía de las élites y linajes de poder está amenazada y es hora de actuar.

La finalidad es el control absoluto de todas las personas en todo el mundo con el fin de instaurar un mundo esclavizado de personas sin ningún tipo de posibilidades donde las nuevas generaciones vean normal trabajar por poco o nada. Para ello es preciso destruir el sistema del bienestar con esta farsa, introducir mecanismos de control como el dinero electrónico implantado en un micro-chip subcutáneo, un mundo en el que si no entras en su juego no podrás vivir de ninguna manera. Y no vale el cultivo y la cría de animales, porque para eso se han creado los transgénicos, es decir más control. Cada paso que los dueños del mundo dan, son oportunidades que perdemos y en nuestras manos está luchar inteligentemente contra la gran estafa. No podemos caer es su trampa, en la que están provocando mediante sus falsas democracias totalmente manipuladas, tenemos que ser más hábiles, tenemos que estudiarlos nosotros a ellos, igual que ellos nos estudian a nosotros con sus experimentos y redes de control maquilladas como redes sociales.

La forma de luchar contra ellos es simplemente dejar de alimentarlos, pagarles con la misma moneda. Si ellos nos quitan, nosotros no les ayudamos a seguir creciendo, es decir dejamos de consumir todas y aquellas marcas que ellos controlan, pasamos a comprar el alimento a los particulares que cultivan en sus fincas, llevamos una vida más austera en la que no compramos sus marcas, no pagamos lo que sea injusto, nos organizamos para actuar en consecuencia e inteligentemente, no permitiendo nunca más caer en sus trampas y luchas entre nosotros. Ellos se unen para poder dividirnos y equilibrar las fuerzas.

Precisamente esta crisis financiera diseñada y sus consecuencias sirve para eliminar número y establecer control, porque son muy pocos contra una inmensidad y el control lo pueden perder en cualquier momento. Al ser infinitamente más y ellos menos, aunque tengan todo el poder, el control y el dinero, la solución es sencilla, el poder se les quita eliminándoles el control y el dinero.

El control: no dejándonos engañar y despertando a la gente que no entiende que pasa, convenciendo a las fuerzas de seguridad de que ellos entran en el mismo saco que todos nosotros, que son utilizados para destruirnos a nosotros, a los suyos y a ellos mismos en consecuencia.

El dinero: simplemente no alimentándolos, no consumiendo todo aquello que huela a multinacional de su propiedad. Comprando en los mercados tradicionales, familiares.

Si a ello sumamos que ya no caemos en sus viles trampas y que en vez de dividirnos nosotros con falsos dogmas aprendemos a no defender aquello que se nos ha impuesto, el control será nuestro. El resultado final es una vida mucho más maravillosa de lo que nadie haya imaginado. Somos educados con mentiras y sometidos con ideas y religiones, con miedos y amenazas para no ver más allá de lo que somos, porque si realmente supiéramos el potencial que tenemos no dudaríamos ni un instante en acabar con esta forma de vida e instauraríamos la que realmente nos corresponde.

Está en nuestras manos, pero debemos actuar antes de que sea demasiado tarde.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s